jueves, 31 de diciembre de 2020

Visión general (Sumario) del Blog

Primero, no te extrañes por la fecha: solo es un truco (el más sencillo) para que esta página aparezca siempre en primer lugar.
Y es que para echar un vistazo al contenido global, nada como el Sumario del Blog,  como el que abajo adjunto, enlazando, además, cada tema, para su fácil acceso.

De todas formas, una manera muy sencilla de encontrar, en este Blog, lo que te interese, es usando el 'gadget'  'Buscar en este Blog', que tienes a tu derecha, introduciendo palabras-clave.  Si pones en el cuadro de búsqueda una palabra-clave (por ejemplo, 'particiones', o 'instalar', o 'gráfica', etc, etc...) te saldrán las Entradas del Blog donde aparece esa palabra.
(Hombre, no busques por la palabra-clave 'debian'... aparecerá, posiblemente, en todas las Entradas).
Pero, en fin, aquí está ese Sumario de Contenidos del Blog

sábado, 23 de abril de 2016

QVO VADIS, Canonical...?

Como la mayoría de usuarios actuales de Linux, yo también empecé con Ubuntu. Y tengo un gran respeto (creo que ya lo dije más de una vez) a esa distro, que permitió ‘humanizar’ Linux. Pero, en su día (creo que mi último Ubuntu fue el 10.10) empecé a torcer el gesto porque no me gustaban algunas ‘cositas’ rupturistas que iban introduciendo los de Canonical, y fui probando nuevas experiencias: LinuxMint, Mandriva, PCLinuxOS… hasta que Debian apareció en mi camino y ya (incluso ‘poniéndole los cuernos’ con ArchLinux, que fue una bonita aventura) no me he separado de una de las madres de todas las distros.

Y es que mi salida de Ubuntu comenzó porque empezaron a no gustarme los cambios que iba introduciendo Canonical para distinguirse de los demás: por ejemplo, desde el muy sencillo (pero muy incómodo) de tener que acostumbrarse a tener los botones de minimizar, cerrar, etc arriba, a la izquierda, en vez de, como todo el mundo, a la derecha, hasta el famoso entorno Unity, que nunca me gustó, porque era similar al (entonces de moda) Gnome-shell, pero más pesado y empalagoso. Y como pronto me enamoré del entorno Cinnamon… ahi quedaron el Gnome-shell (Gnome3), y el Ubuntu ‘per sæcula sæculorum’. Pero sigo participando en Foros de Ubuntu, que son de los pocos que mantienen cierta actividad, y siempre se aprende (y puedes ayudar) algo.
Y, quizás por eso, he ido ‘montándome’ mi teoría, que se basa en estas afirmaciones:
a) Canonical es una compañía privada, que creó Ubuntu (y el origen del nombre, que es muy bonito, proviene de una regla ética, africana, en lenguaje zulú, que significa… pues todo esto). Ha invertido mucho dinero, sin aparente beneficio directo, porque de momento (y van casi 10 años) Ubuntu es ‘gratis total’ 
b) Ha conseguido una inmensa penetración en el mundo Linux. Yo creo que, actualmente, al menos 3 de cada 4 usuarios de Linux son ‘ubunteros’ 
c) Una gran mayoría de los usuarios de Ubuntu son ‘conversos’, es decir, son usuarios de Windows que quieren probar nuevas experiencias… y muy a menudo sin querer prescindir de su Windows, y de sus programas (y juegos). Por eso en sus foros proliferan las preguntas sobre Wine (y antes, incluso sobre ese engendro que era Wubi). 
d) Con una ‘cultura linuxera’ escasa, muchos usuarios identifican ‘Linux’ con ‘Ubuntu’ 
e) El gran mercado de Linux está, por tanto, ahí: gente que no quiere prescindir de las comodidades y costumbres adquiridas en Windows. Que, en el fondo quieren ‘otro Windows’. Y que si, se les da… quedan satisfechos, y no profundizan más. 

Por tanto, en mi personal opinión, puede haber una estrategia empresarial en ello: una vez captado el mercado, bastaría ‘modificar’ suficientemente la distro para hacerla distinta a otros Linux y los usuarios, acostumbrados a eso, y considerándolo y con pocas ganas de cambios por considerarlo 'un referente'… quedarían cautivos. 
Más o menos, la misma estrategia de Microsoft. 

Hace unas pocas horas ha salido la última versión de Ubuntu, la 16.04 LTS. Leo las descripciones de lo que ofrece y quedo algo boquiabierto: aparte de que las aplicaciones tradicionales, e incluso el núcleo, tienen una versión inferior a las que yo estoy usando, desde hace unos meses, en mi Debian Testing, y de que siguen teniendo 'cositas' diferenciales, aporta también, como novedad, algo de lo que se está hablando mucho estos días: de la herramienta ‘snapkraft’, con la que crear los paquetes ‘Snap

Y… ¿que son los paquetes Snap?
Pues, sencillamente, son ‘aplicaciones autoportantes’, es decir, paquetes cerrados que se instalan 'como un conjunto indivisible' y que ya contiene todas las librerías, dependencias, etc, etc necesarias para ejecutarlo… y esto independientemente de que pudiese usar librerías o paquetes dependientes que ya se encuentren instalados en otro lugar del sistema. Y que, por lo tanto, quedarían duplicadas.
¿Ventajas? Pues se alega a que, de esta forma, cada aplicación podrá usar sus propias versiones de librerías, eliminando así el principio de ‘un solo paquete (y versión) para todo, y un solo sitio único para cada paquete’, típico de Linux, como, en cierto modo, ya apuntaba en el punto 4 de aquí. Y se eliminarían, asimismo, las famosas dependencias para así evitar (dicen) 'condicionantes de atarse a una versión única de un paquete', para disminuir los errores de dependencias incumplidas que a veces generan las aplicaciones ofertadas por terceros (los famosos PPA, o sus homólogos, los repositorios AUR , y similares), no siempre tan afinados y muy vulnerables a los cambios en las distros 'rolling release'.

E inconvenientes… pues que, naturalmente, al duplicarse, triplicarse… los archivos, las necesidades de espacio crecerías bastante. Eso de que la partición raiz (/) donde está todo el sistema, pueda ocupar 6 o menos GB pasaría a mejor vida, y Linux, con los Snaps, adoptaría la filosofía de Windows, necesitaría 20-30 GB, o más, para instalar el sistema y sus programas, espacio que aumentaría significativamente si aumentas el número de aplicaciones (aquí, ya, habría que llamarles ‘programas’) instaladas… e incluso no me extrañaría que empezasen a desaparecer las carpetas tradicionales de la partición root (/) y apareciese una que a lo mejor hasta se llama… ‘Archivos de Programa’.

 A lo mejor es un gran invento pero a mi, personalmente, no me gusta, es pasarse ‘al estilo Windows’… y espero que ello no traiga consigo, además de una gran ocupación del disco duro, problemas de fragmentación, de desaprovechamientos de espacios, etc.

Y, sobre todo, tampoco me gusta una noticia que leí hace unas semanas, de que Canonical y Microsoft van a emprender un estudio conjunto para (más o menos) conseguir integrar Ubuntu en Windows. O sea, una especie de Wine… pero a la inversa.

Y es que (con esto vuelvo al título del post) me parece que se está ‘cocinando’ una especie de ‘duopolio’ entre estas dos grandes empresas, creando dos sistemas con características específicas, y únicas, que debido a su fama capten y fidelicen usuarios que luego tengan 'gran inercia' para probar otros sistemas claramente diferenciados, que les obligaría a tener que acostumbrarse a ellos. Ojalá me equivoque, claro...

miércoles, 6 de abril de 2016

Otras dos utilidades del comando 'dd'

Decía yo, aquí… que el comando ‘dd’ era potentísimo. Por supuesto que me da una pereza enorme estudiarlo en profundidad, pero hace poco, en mis buceos por Blogs, y Google, me encontré con un par de ‘recetas’ que, como siempre, me interesa poner aquí, por si algún día tengo que echar mano de alguna de ellas.

Estas que apunto se refieren a acciones frente a errores en medios de almacenamiento, y son muy sencillas:

miércoles, 23 de marzo de 2016

Recuperar el GRUB con un LiveCD

Esta es otra entrada del Blog que la incluyo más como recordatorio que por su utilidad, yo hace tiempo que me alejé del Windows y de todas sus mariconadas pero, como he dicho más de una vez, este Blog está pensado, básicamente, para guardar algunos ‘trucos y perfeccionamientos’ que leo por ahí y me parecen interesantes… porque conectado a Internet los tengo muy a mano desde cualquier sitio.

El caso es que el típico usuario que reinstala un Windows, sobre su Linux, se encuentra con ‘la mariconada de turno’ de que el Windows le machaca el GRUB y no puede entrar a Linux si no se recompone ese arranque GRUB (GRand Unified Bootloader, que este si que es un gestor de inicio universal).

Y una de las formas de hacerlo es a partir de un LiveCD de Linux, que es lo que voy a explicar aquí. Pero debo decir que ‘supongo’ que funcionará, porque yo (por lo dicho antes) no he tenido ocasión de probarlo.
Y también hay que decir que ya he hablado de otro método de hacerlo, a través de la herramienta Supergrub2, como decía aquí. Pero en fin, para completar el tema, esta sería la (‘teórica’) forma de hacerlo a partir, solamente, de un LiveCD de cualquier distro.

domingo, 13 de marzo de 2016

Cambiar el orden de arranque del GRUB

Hace unos días me toco responder a la pregunta de si se podría cambiar la opción con la que, por defecto, arranca el GRUB. Normalmente suelo mandar a freir puñetas a quien me haga esa pregunta, porque lo que quiere es arrancar, por defecto, un Windows pero, como se trataba de un ser muy querido, tuve que ayudarle.
Porque si, se puede... y es muy fácil hacerlo.

domingo, 28 de febrero de 2016

Hacer capturas del escritorio, en video

Este fin de semana me comentó un amigo que su hija había salido cantando en un programa de la televisión local, y que no había podido grabarla. Pero, como ahora casi todas las TVs tienen eso que se llama 'televisión a la carta' y enlazando a su página web puedes ver emisiones atrasadas, me acordé de un viejo conocido, el Vokoscreen… y le dije que no se preocupase.
Efectivamente, con esta aplicación para Linux, el Vokoscreen, es muy fácil capturar, en video, lo que aparece en la pantalla del PC. Y se me ocurre que, por lo pronto, tiene dos interesantes utilidades: 
La primera, para crear tus propios tutoriales, o explicaciones, en video, capturando lo que estás haciendo en la pantalla. 
Y, la segunda, grabar lo que se está reproduciendo en la pantalla de tu PC.
Que es lo que hice, entrando en la web correspondiente, y solucioné muy fácilmente el problema de mi amigo…

jueves, 4 de febrero de 2016

¿Quién usa Linux...?

Bueno, hoy quería, en cierto modo, hacerme un homenaje, porque el Blog acaba de llegar a las 100.000 visitas y me apetecía escribir algo.
Y, lo primero, unos numeritos: revisando el Blog, que lo empecé en marzo de 2012, en octubre de 2013 (19 meses más tarde) tenía 30.000 visitas (ritmo medio de unas 1600/mes) y 103 entradas. Ahora, que han pasado otros 28 meses, tengo 70.000 más (y 167 entradas), por lo que el ritmo medio ha subido a 2500/mes. Así que vamos a pensar que dentro de un año estaré, quizás, cerca de 150.000 visitas y unas 200 entradas.
Pero bueno, esto solo son números curiosos, el caso es que, lo dicho, estaba pensando que hoy merecía la pena escribir algo… y ya lo he decidido: 
¿Quien diablos usa Linux… aparte de los usuarios anónimos que hemos decidido meternos en esta aventura? Y es que hace poco leí unas cosas que me dejaron enormemente satisfecho: