sábado, 31 de marzo de 2012

Destripando el archivo /etc/fstab

El fstab (file system table) es el importante fichero donde Linux guarda la información de montaje de las particiones. Es decir, guarda información de si un disco o una partición se monta al iniciar el sistema, si lo puede montar un usuario cualquiera o solo root, el sistema de ficheros que utiliza, donde se monta…
Se encuentra, en Sistema de archivos (abre Nautilus y lo verás) en la carpeta /etc (por nos referimos a él como 'el archivo /etc/fstab'.

viernes, 30 de marzo de 2012

Usar internet a través de otras DNS

Hoy es habitual disponer de conexiones a internet con IP's y DNS automáticas proporcionadas por propio proveedor. Y también que, quizás por las DNS proporcionadas, pueda parecernos que se demora la carga de las páginas web.
(si tienes curiosidad... DNS viene de Domain Name System)
En Windows es sencillo cambiarlas manualmente, y dejar como fijas aquellas que percibamos que nos van más rápido.
En Linux también es posible hacerlo, pero nos encontramos en que si cambiamos las DNS directamente en el archivo etc/resolv.conf, o con cualquier aplicación de interface gráfica, al reiniciar el ordenador no nos guarda las DNS que habíamos cambiado.
Pero Debian es capaz de solucionar (casi) todo. 

¿Qué es eso de 'instalar desde una netinstall'?

Una distro Netinstall no es más que esa distro, pero que te carga solo los paquetes imprescindibles y el resto te los tienes que instalar tu mismo, y a tu gusto, por internet. Por no tener no tiene ni sistema gráfico, así que tienes que empezar eligiendo tu el que quieras (gnome, kde, xfce, lxde...) Consigues, de esta forma, instalar más rápidamente (la ISO de la netinstall de debian solo 'pesa' unos 176 megas) y, sobre todo, tener el núcleo del sistema más 'limpio', porque solo tendrá instalado lo que tu le digas.
Es muy sencilla de instalar, en realidad el proceso es el mismo que el de una instalación 'normal'. Vamos a verlo.

Extraer el audio de un video

Hoy voy a contar aquí un truco muy sencillo. Bueno, no es precisamente un truco, sino un 'recurso de consola'...

Pero verás: suponte que tienes un archivo de video, que se llama, por ejemplo, 'video.avi' (o flv, o mpg...) y quieres extraer su pista de sonido, en MP3.

jueves, 29 de marzo de 2012

Los atajos del teclado

Las teclas rápidas (atajos del teclado) te pueden ser útiles... si memorizas algunas y te acostumbras a ella. Las típicas Ctrl+C y Ctrl+V, para Copiar y para Pegar, son un buen ejemplo.
Hay muchos atajos para el Gnome3, otros para Nautilus... aquí te voy a poner unos pocos, que pueden serte útiles (como digo, si los 'memorizas'... y te acuerdas de que existen)

Convertir un PDF en archivo de imagen

Se puede hacer, en entorno gráfico, con el Gimp: Abres el PDF con el GIMP. y, en la ventana que sale hay que:

  1. Seleccionar (todo, o el rango de páginas que quieras convertir)
  2. Seleccionar “Abrir páginas como imagenes”
  3. definir el tamaño (pixeles). Si es para editar en pantalla grande, conviene ponerse por encima de los 2000 pixeles.
  4. Dar a “IMPORTAR”
Entonces aparece una ventana por página. Pues nada, “Archivo-Guardar Como...” y ya te aparece el nombre de la imagen incorporando el nº de página que le corresponde. Solo hay que elegir formato (JPG, PNG...) y añadirlo al final del nombre propuesto.

Y ya está, se elige calidad y se cierra esa ventana dando a su [X], para ver, y guardar, la siguiente.

Pero también se puede hacer, y muy fácilmente, por consola.
Basta abrir la consola en la carpeta donde está el PDF. Ya sabes, con botón derecho ratón -> Abrir en una terminal.
Y, en la consola, escribes
convert [nombrearchivo].pdf [nombrearchivo].png
que te creará un archivo de imagen (png, jpg...), numerado, por cada página del PDF que has convertido.

Y para esto solo necesitas tener instalada la aplicación imagemagick, que está en los repositorios, ya que el potente comando 'convert' es una de sus herramientas. 
¡Investiga sus posibilidades!
(por cierto, 'convert' sirve, también, para convertir un formato de imagen a otro, por ejemplo BMP a JPG, etc)

El maldito Grub...

Digo lo de 'maldito' porque, en algunos foros que visito (particularmente donde suelen entran muchos 'novatos' que instalan (habitualmente el Ubuntu) por las buenas, sin tener claros los 'fundamentos'') una de los temas recurrentes es postear cosas como 'Problema en el grub', 'Error en grub' 'El grub no encuentra...''No arranca el grub' etc, etc.
Y no se qué líos se organizan: la cosa es muy sencilla, y recuperar (o reinstalar) el grub para que te reconozca todo... es enormemente sencillo.

martes, 27 de marzo de 2012

Crear tus propios iconos

Yo tengo una carpeta, en mi /home, que se llama 0-Mis iconos PNG y en ella guardo los iconos que más me gustan, para usarlos, cambiando el icono original, donde me apetezca. Y es que en Debian (en general, en Linux) no pasa como el Windows, que tenías que usar iconos con extensión *.ico, sino que cualquier imagen PNG (o, por ejemplo, JPG) te sirve.

lunes, 26 de marzo de 2012

¿Actualizamos nuestro Debian...?

Vamos a hablar un poco de las actualizaciones. Desde la actualización de Debian (de Stable a Testing, de Testing a Unstable (Sid)... porque actualizar 'a tope' a la Rama Experimental... ni se te ocurra, a no ser que quieras vivir experiencias fuertes... y tengas respaldado tu Root (con Clonezilla, o similar) por si se te bloquea el sistema), hasta la simple actualización de aplicaciones o paquetes que tengas instalados.
Así que... ¿cómo cambiar de Rama mi Debian?

domingo, 25 de marzo de 2012

Crear lanzadores de aplicaciones en el Escritorio

En el gnome clásico (Gnome 2.30) era facilísimo crear lanzadores de aplicaciones en el escritorio. No se por qué, en gnome3 (gnome-shell) no viene esa opción.

Pero he descubierto una forma muy fácil de crear un lanzador.

Clonezilla: un seguro de vida

En mis tiempos de Windows, yo usaba siempre el Acronis True Image para crearme una imagen de mi partición C:\ y, si tenía algún problema (los famosos 'cuelgues') solo tenía que iniciar el PC con el CD de arranque del Acronis y restaurar una imagen de C:\... hecha cuando funcionaba bien el sistema.

En Debian echaba de menos una herramienta 'fácil de usar' que me permitiese 'dar el paso a atrás'... porque, sobre todo en los primeros tiempos, siempre pecaba de 'intrépido'... y armaba más de un lío... o simplemente metía basura en mi root.
Hasta que descubrí Clonezilla.

sábado, 24 de marzo de 2012

Cómo reinstalar Debian

Todo debianita (y linuxero, en general) que se precie... tiene que haber reinstalado alguna vez su distro. Y es que, aparte de que es bastante normal que lo que hagas la primera vez sea... 'perfectible', o hayas hecho cosas que no debías... reinstalando se aprende, y coges 'soltura'. Y en el caso de nuestros primos los ubunteros, que les cambian de versión cada 6 meses... hay mucha gente (yo, entre ellos) partidaria de reinstalar, más que de 'actualizar'...
Reinstalar supone que ya tienes hecho el particionado de tu disco duro. Por tanto este procedimiento es también aplicable a los que quieren instalar Debian por primera vez, pero antes (con Gparted, u otro) crean las particiones donde pretenden alojar su distro.
Y supone, también, que quieres reinstalar conservando tus archivos, y las configuraciones de tus aplicaciones favoritas.

Usar 'sudo...' en Debian

Los 'ubunteros' anteponen la orden 'sudo...' a los comandos de consola, para que se ejecuten con privilegios de root. En Debian, como sabes, para pasar de la consola de usuario a una 'consola de Root' tienes que ingresar el comando $ su e introducir la contraseña de 'superusuario', o root.

A mí me parece útil esta orden sudo, aunque seguramente habrá más de un debianita que le parezca que eso es 'ubuntizar' Debian... o bajar el nivel de seguridad de nuestra distro favorita, ya que de esta forma, para editar, y poder modificar, por ejemplo, el archivo /etc/apt/sources.list nos bastaría escribir, en una consola de usuario...
$ sudo nano /etc/apt/sources.list

... que puede ser más cómodo.
Y en Debian es muy fácil incluirte en la 'lista de sudoers' (usuarios de 'sudo'):

Quitar idiomas no usados

Al instalar, por defecto se te instalan un montón de idiomas que no los vas a usar en la vida, y lo único que hacen es 'robarte' un poco de espacio en tu disco duro.
Por ejemplo, ¿para qué queremos tener paquetes es-es, es-mx,es-ar, es-cl... si todos nos entendemos perfectamente si solo está el que pertenece a nuestro pais...?
Y no te digo nada de tener paquetes de idiomas en francés, alemán, sueco... o japonés, o tagalo...

Quiero usar en Linux programas que usaba en Windows...

¿Eres 'ubuntero'...? Porque en Ubuntu veo mucha gente que dice... ¡estoy harto de Windows, me he pasado a Linux...! Pero luego quiere seguir usando en Linux los programas que usaba en Windows.

Hombre, algo se podría hacer... pero vamos a aclarar un poco las ideas. Y lo primero que conviene tener claro es que, si 'necesitas' seguir usando programas de Windows... pues sigue usando Windows, caramba, que es donde mejor te van a funcionar. 

Resumiendo conceptos básicos...

... y de forma gráfica, que las ideas entran mejor por los ojos.
(por supuesto... se trata de simples esquemas conceptuales... para 'novatos')

viernes, 23 de marzo de 2012

¿Instalamos, ya, algunas aplicaciones...?

Si has instalado Debian desde el CD-1 se te habrás instalado un montón de programas (por cierto, es una tontería semántica pero, lo que en Windows llamábamos 'Programas' en Linux los llamamos 'Aplicaciones'). Pero sin duda querrás instalar alguno más.

Te repito otra vez el consejo... olvídate del 'modo Windows' de buscar en una web la aplicación, descargarla e instalarla. Acostúmbrate a instalar 'desde repositorios'. Es más fácil, más seguro e infinitamente más cómodo, no tendrás que preocuparte de las actualizaciones, se te instalarán (incluso Debian podrá avisarte) en cuanto entre una nueva versión en los repositorios que tengas activados. 

jueves, 22 de marzo de 2012

Los repositorios, y cómo instalar cosas en Debian

Como decía aquí, la mejor, menos liosa, y más recomendable forma de instalar en tu distro (en este caso en Debian) es instalar a través de los repositorios que te ofrece esa distribución.
Y añadía que un repositorio (o 'repo') no es más que un servidor que alberga los paquetes ('la paqueteria') de una distribución.
La instalación desde repos es sencillísima, la propia distribución (si estás conectado a internet) descarga los paquetes necesarios e, inmediatamente, los instala, en principio con todas sus dependencias, por que es altamente probable que te va a funcionar. Así que vamos a profundizar un poco, explicando todo esto:

Copiar con el ratón

Mi buena amiga Niky, 'maestra' del Foro Espacio Linux, que es una 'debianita Pro', y además 'persona de pro' me echa una cariñosa bronca en mi entrada  '¿Qué es eso de la consola?', porque ella usa un método de copiar, además 'genuino de Linux' (o sea que no lo pruebes en Windows... que no va) que es mucho más rápido.
Ni que decir tiene que Niky maneja Debian como los propios ángeles, y tiene un par de blogs (que yo conozca) donde vuelca su sabiduría.


Y el método es muy sencillo: para copiar un texto, basta seleccionarlo, ir a la posición donde quieres copiarlo y pulsar el botón (la rueda) central del ratón. Et voilà...!

Dicho queda, para los que quieran 'meter el turbo'

Personalizando el LibreOffice

No cabe duda de que LibreOffice es una de las aplicaciones estrella de cualquier distribución. Yo creo que ya nos hemos olvidado del OpenOffice... y si somos debianitas (o simplemente tuxeros), debemos olvidarnos de una vez del tradicional Ms Office... y acostumbrarlos a las (ligeras) diferencias de las 'suites ofimáticas' libres... que no solo tienen nada que envidiar a la de Microsoft sino que pueden ser, en algunos aspectos, mejores.
Y podemos personalizar, y ponerla a nuestro gusto, Libreoffice. Aquí voy a hablar de las Configuraciones generales y, sobre todo, de cómo crear nuestras propias Plantillas personales, de mejorar las prestaciones de nuestro LibreOffice a través de las Extensiones, y de la instalación de nuevas Fuentes.

¿Y qué es eso de los 'repos'...?

Gnu/Linux es un mundo inmenso... e inmensamente libre. De hecho, deben andar funcionando varios cientos de distribuciones. Cada una de su padre y de su madre... bueno, la verdad es que hay pocas 'distros madres'... y muchas distros hijas. Llevan 'sangre Debian' Ubuntu, Kubuntu, LinuxMint, Mint Debian... Pero hay otras 'familias': Fedora, Mandriva (ancestro... RedHart), Suse, VectorLinux (ancestro, Slackware), ArchLinux, Pardus, Gentoo, Ututo... No te asustes con esta 'timeline': http://futurist.se/gldt/

Y, para que te hagas una idea, mira esta estadística que pesqué 'por ahí' (o sea... en Google)

El caso es que, como ves, hay mucho, los diseños varían, y por lo tanto en Linux se puede instalar de muchas formas (paquetes '*.deb', paquetes '*.rpm', muchas veces paquetes comprimidos que contienen los 'binarios' de la aplicación para que cada uno 'compile' particularmente para su distro específica...)

Bueno pero... ¿Y a qué viene todo este rollo? Pues en realidad solo para decirte que la mejor, menos liosa, y más recomendable forma de instalar en tu distro (en este caso en Debian) NO ES buscar la aplicación, en alguna web de descargas, o con Google, SINO INSTALAR a través de los repositorios que te ofrece esa distribución (o para esa distribución, cosa que también hacen algunos creadores de software)

Un repositorio (o 'repo') no es más que un servidor que alberga los paquetes ('la paqueteria') de una distribución. Y la instalación desde repos es sencillísima, la propia distribución (si estás conectado a internet) descarga los paquetes necesarios e, inmediatamente, los instala, en principio solucionando todas sus dependencias con otros paquetes, por que es altamente probable que te va a funcionar.

Acuérdate siempre de mi consejo: esto no es Windows, las cosas no se instalan 'al estilo Windows', descargando unos archivos de vete tu a saber donde, e intentando instalarlos, porque te puedes liar. Busca las aplicaciones en 'repositorios', e instala siempre desde ellos. 

Puedes ver más información sobre el tema en esta otra entrada

Extensiones en gnome-shell y Nautilus

Las extensiones son, como los 'complementos' de Firefox, pequeñas utilidades que te hacen la vida más fácil. Las hay en el Gnome-shell, en Nautilus, también las hay en LibreOffice (las veremos en otro momento), etc.

Nos ayudan a dar un 'toque personal', y te acostumbras tanto a ellas que yo, personalmente, incluyo las que me interesan nada más instalar mi distribución.

Vamos a verlas:

miércoles, 21 de marzo de 2012

¿Qué es esto de la consola...?

Digamos que en Debian convivimos (pacíficamente) dos tipos de debianitas: los usuarios 'de a pie', que nos encontramos muy cómodos en el entornos gráficos (los famosos GUI, o sea Graphic User Interface, o 'frontend' gráfico) en los que haces cosas a golpe de clic de ratón, y los 'Pros' que, por productividad, se acostumbran a usar la consola, que es muy rápida, para hacer todo. Entre los Pros meto también una subespecie quizás en extinción: los frikis de Linux, que les encantan las sensaciones  de los 'viejos tiempos'.
Bueno, y también estamos los 'mediopensionistas', o sea los que descubrimos que la consola puede ser terriblemente cómoda para algunas cosas, pero que tampoco tenemos mucha gana de 'empollarnos' un montón de comandos.

Así que vamos a echarle un vistazo a esto de 'la consola'

Facilitar el borrar (y/o eliminar) archivos

Ya sabes que, por defecto, para borrar, en Gnome-shell, hay que hacerlo con Ctrl+Supr. Y en tanto no lo cambien los de Gnome Project, habrá que hacer algo, porque es un 'coñazo'.


Y es muy sencillo cambiarlo para volver al gesto 'tradicional' de hacerlo solo con la tecla Supr. Así:

Acondicionando el GNOME-shell


Ya he dicho que, de entrada, la nueva interface gráfico (por defecto) del próximo Debian (Wheezy, que es lo que se instala ahora en la Rama Testing), o sea el GNOME-shell, es... descorazonador. Posiblemente mejorará a futuro, es reciente, y todavía debe estar 'cocinándose' en la factoría de Gnome Project. Pero de momento, si lo tienes instalado, hay que ir conociéndolo... y personalizándolo un poco. 

Es fácil . Así que vamos a ponernos a ello.

martes, 20 de marzo de 2012

Primeras cosas que un novato debe saber

Me refiero a un 'novato integral', claro. Vamos, esa situación inicial por la que todos hemos pasado... y donde incluso, teniendo dudas elementales, nos daba vergüenza preguntarlas.

Bueno, a lo mejor todo lo que diga aquí ya lo sabes, porque la mayor parte de las veces el aterrizaje del 'novato integral' es a través de Ubuntu (sus creadores, los de Canonical Ltd., se han 'currado' bien esto de la notoriedad de la marca) y Debian es 'tu segunda opción' aunque, en mi opinión, con los cambios que últimamente están incorporando a Ubuntu, no tengo muy claro qué distro (Debian o Ubuntu) es más 'amigable' para un novato. Así que, por si acaso...

Un primer vistazo al Debian instalado

Has instalado Debian y lo has arrancado por primera vez. Por defecto instala el entorno gráfico Gnome, aunque, como ya sabes que los entornos gráficos son, en Linux, independientes del núcleo del sistema, podrías tener otro. De hecho si has instalado desde el CD-1 de Debian, tienes en tu ordenador los paquetes básicos para instalar un entorno KDE, lxde, xfce...

Pero, lo siento, yo soy 'gnomista' acérrimo, así que aquí voy a hablar solo del Gnome. Y, de momento, según si has instalado el Debian Stable (Squeeze) o el Testing (Wheezy) puedes ver dos Gnomes distintos:
el clásico (Gnome 2.30) que tendrá esta pinta
o el Gnome3 (3.2, o gnome-shell), que es muy distinto. (o incluso (y eso depende de si te ha reconocido la aceleración gráfica 3D) podría ver un híbrido entre los dos.
Sobre la aceleración 3D, y el reconocimiento de tu tarjeta gráfica no voy a hablar, eso depende de lo que tengas, si tienes problemas me remito a que lo consultes en Google, la comunidad debianita es extensísima, muy predispuesta a ayudar, y muy participativa (foros, publicaciones, blogs...). Vamos, que casi somos un 'lobbie', a lo mejor porque Debian es la madre de distribuciones como Ubuntu, LinuxMint, Guadalinex, edubuntu... y hay alguna estadística que dice que más del 80% de los usuarios de Linux usan alguna de ellas.
Yo uso una tarjeta nVidia y, como instalo Debian Testing (Wheezy), que ahora ya incorpora una versión del kernel (la 3.2, la Stable (Squeeze) todavía lleva la 2.6.32) donde el controlador gráfico que se instala por defecto (el Nouveau) ya lleva aceleración 3D, me dejo de historias de tener que activar los controladores (drivers) privativos de nVidia, y me funciona todo muy bien.

El Gnome clásico es muy intuitivo. Es cuestión de echar un vistazo al contenido de Aplicaciones, Lugares, Sistema... y usar el botón derecho ratón en el escritorio, en el panel superior... para ver muchas cosas. Pero es un entorno ya desatendido por Gnome Proyect (gnome.org y, como nota curiosa, el entorno gnome fue creado, hacia 1997, por dos mexicanos), así que no hablaré mucho de él, porque el futuro es el gnome 3 (en Debian, GNOME-shell, en Ubuntu han desarrollado, basándose en ese gnome 3, el Unity...).

En cuanto al GNOME-shell... cambia mucho las cosas (y, aparte de todo, es un proyecto actualmente en desarrollo). Y es que, de entrada, es así de simple...
… y hay que irlo entendiendo y acostumbrarse a él.
De momento, cuatro ideas básicas:
Todo funciona con las 'Actividades' (y basta acercar el puntero del ratón a la esquina superior izquierda de la pantalla para activarlas), con el menú de 'Aplicaciones' que aparece entonces (también puedes usar el menú 'Buscar', que te basta introducir alguna letra del nombre de la aplicación que necesites (o de para qué sirve) para que te la encuentre, y con la barra lateral izquierda ('Dock') ocultable y personalizable.

Algo así:
También te extrañará ver que las ventanas de entrada no tienen los típicos iconos de Cerrar, Maximizar, Minimizar... porque no son estrictamente necesarios (aunque tranquilo... se pueden poner)
Y Tiene algunas peculiaridades un tanto 'raras'. Dicen que es 'por motivos de seguridad' pero dos de ellas son muy chocantes y como no estés avisado...
Una: con la tecla 'Supr' no vas a poder borrar nada... porque para mandar algún archivo a la papelera tienes que pulsar la combinación Ctrl + Supr... 
Y dos: no vas a poder apagar el ordenador... porque si pinchas en la esquina superior derecha verás que solo te aparece... Suspender. Y es que para que aparezca 'Apagar' tienes que pulsar la tecla Alt.
Y verás que no puedes poner accesos directos en el escritorio, y lo verás todo muy... simplista... pero tranquilo, pronto hablaré de cómo poder personalizar GNOME-shell para tenerlo más o menos a tu gusto... y en cualquier caso está todavía en desarrollo... y tiene que seguir mejorando coss. Pero como va a ser el futuro... hay que empezar a llevarse bien con él. Por cierto que todavía hay gente que no se acostumbra (y menos aún nuestros primos ubunteros, al Unity) y pide volver al gnome clásico.
Bueno... para gustos se hicieron los colores (y para helados, los sabores...), yo me he acostumbrado al GNOME-shell... y cada vez me gusta más. 
 
Así que te toca practicar... y 'hacerte' con él.

lunes, 19 de marzo de 2012

Y ahora vamos a instalar Debian...

Pues venga, a ello..... Quedamos en que, hasta ahora, has hecho un hueco en tu disco, para instalar en él Debian, has creado (si tenías otras particiones) una partición extendida de tamaño apropiado (recuerda lo que vimos de la 'estrategia del particionado'), te has descargado la ISO de la versión de Debian que te interesaba (el CD-1, si tienes internet), y la has quemado en un CD o metido en un pendrive (que también vimos).
Suficiente para empezar a instalar. Así que arrancas el PC con ese CD (o pendrive) y empieza la instalación...

Vamos a relajarnos un poco...

No se si, porque siendo 'tuxero', o debianita, mi vida es más alegre y menos tensa (no me ocupo de virus, ni de buscar protecciones antimalware, ni de limpiar registros, ni de desfragmentar, ni de encontrar un crack o serial válido, ni de piratear programas...) y, aunque sea para no aburrirme tanto (aunque Linux es tan libre y amplio que siempre puedes hacer algo nuevo), el caso es que veo las cosas con más humor.
Y siempre me hace gracia echar un vistazo a recuerdos simpáticos. Por ejemplo...

domingo, 18 de marzo de 2012

Cómo instalar desde un pendrive

Lo tradicional es instalar desde un CD pero ¿para qué gastar CDs si ahora todos los PCs suelen tener compatibilidad para arrancar desde USB? (y hay algunos, como los 'mini-portátiles... que no tienen ni lector de CDs).

Así que lo primero que hay que hacer es preparar el pendrive para poder iniciar con él tu ordenador e instalar la distro (o aplicación compatible) que le hayas integrado.

Particionando... que es gerundio

Repito: la instalación de Debian es sencillísima. Quizás el único escollo a dominar es el tema del particionado (que lo puedes hacer durante la instalación). Y es que lo primero que tienes que pensar es en tu 'estrategia' del particionado.

Vamos a hablar un poco de esto, que es importante tener las ideas claras antes de comentar cómo particionar durante la instalación de Debian. Desde luego, para instalar una distro, lo primero es hacerle un hueco en el disco duro, y luego crear las particiones correspondientes. Hablemos de las particiones.

Las 'raras' carpetas de la partición raiz

Como te decía en otro momento, “en Linux todo -y cuando digo todo es TODO”- son archivos dentro de carpetas.
Voy a explicarte un poco lo que contienen las carpetas de la partición raiz de Debian, que ya sabes que de ahí depende todo. Hombre, solo pretendo explicarlo a grandes rasgos, para 'hacernos una idea' (entre otras cosas porque tampoco me he preocupado en analizarlo a fondo, son 'las tripas' de la distro, y punto).

Así que el estudioso que quiera profundizar, ya sabe... a San Google... o a cursillos avanzados de Linux. Pero como no es malo tener una cierta 'culturilla' y, aunque sea por encima, saber para qué sirven... aquí las tienes:
(por cierto, mucho más tarde, como me pareció muy interesante la entrada de este 'clásico', el Blog de Hatteras http://hatteras-blog.blogspot.com.es/2008/01/arbol-de-directorios.html  lo aproveché para enriquecer esta entrada). 
Otra puede ser este: http://trastetes.blogspot.com.es/2017/05/9-estructura-de-directorios-en-ubuntu.html

¿Qué Debian instalo...?

Instalar Debian no tiene mayor misterio: te bajas la ISO correspondiente a la arquitectura de tu PC (i386, si es de 32 bits, o AMD64, si es de 64), la grabas en un CD o la montas en un pendrive (si tu PC soporta el arranque por USB), y así te ahorras el CD (ya comentaremos, en otro momento, cómo hacerlo) e inicias el ordenador. Me apresuro a decir que para instalar (y luego usar) Debian (y, en general, cualquier distro de Linux... e incluso Windows o cualquier otro sistema operativo), es muy conveniente tener una conexión a internet, y si es de banda ancha, mejor.
Pero, en este punto, es bueno recordar que Debian puede ser instalado según varios niveles, o ramas de la distribución:

sábado, 17 de marzo de 2012

Evitar poner contraseña al inicio

Ya dije que lo de las contraseñas, en Linux, es 'marca de la casa' y, por seguridad, debes asumirlo.

Hombre, alguna puedes ahorrarle: por ejemplo, la de la pantalla de identificación, cada vez que arranca el ordenador. Si eres usuario único puedes evitar teclearla, y con solo dar a Enter, cuando salga el usuario, entrar en tu sistema.

Linux y las contraseñas

Yo suelo recomendar a un novato, cuando instale su primera distro, que no complique mucho las contraseñas que se le pide fijar durante la instalación. Porque debe saber que va a tener que teclearla muy a menudo. Y es que Linux es muy estricto en esto (incluso distingue entre mayúsculas y minúsculas y, como aviso a los muy novatos... incluso no ves, pero ahí está, el password que tecleas en una consola).

Precisamente esta 'manía' de pedir permiso para todo lo importante hace que Linux, con su estructura en 'anillos de privilegios'' sea inmune a los virus (es decir, en todo caso un malware solo podría afectar a los archivos a los que el usuario haya atribuido permisos de lectura, escritura y ejecución). Y debo decir que una de las sensaciones que descubrí al usar Linux es que... ¡me aburría!... porque, en Windows, dedicaba mucho tiempo a leer (y probar) cosas sobre protección de PC, antimalwares, etc, etc.)

Pero hablábamos de las contraseñas. Bueno, cada cual que valore la complejidad de la que elije, yo no se si pecaré de inconsciente, pero soy el único usuario de mi PC (es solo mío... mi Tesoooorooo...), y no me complico mucho la vida con eso que se llama 'contraseña fuerte'.

De todas formas, quien arrastre una 'paranoia conspiranoica' sobre la seguridad en sus archivos, que ponga la contraseña que quiera. Por cierto que leí que esas cosas tan de moda de enmascarar letras con números son muy sencillas de saltar: Vamos que usar tu nombre como contraseña, poniéndolo, por ejemplo, así: 'm4r10p3r3z'... no merece la pena.

También leí que una forma interesante de crear contraseñas 'herméticas' es acordarte de tu canción preferida y crear la contraseña con la primera letra de cada palabra, o de cada sílaba. Yo, por ejemplo, que soy asturiano, podría usar como contraseña, esta: 'ApqAdma', que proviene del famoso “Asturias patria querida_aaa, Asturias, de mis amo_ree_es....

Sugerencia: si eres muy 'hermético' puedes probar, por ejemplo con la letra del Aserejé. Si hombre, aquello de...
"Asereje ajá, ejé, de jebe tu de jebere seibiunouva, majavi an de bugui... an de güididípi...” 
¡Quedaría 'inexpugnable'! Tu mismo...

(por cierto, permitidme un off-topic: ¿sabíais que Asereje está basada en "Rapper's Delight”, que fue el primer hip-hop que saltó a las listas discográficas... hace más de 30 años?. Buscadlo por Youtube... y a mover el esqueleto con ese ritmo...) [cierro off-topic]

Bueno, volviendo al tema: así que estais 'avisaos': en Linux te vas a aburrir de teclear la contraseña. Pero es por muy buenas razones.

Si ya usas Windows, Linux es... facilísimo

Bueeeeno, bueno... menos lobos. Y digo más: muchas veces los usuarios que tienen más problemas para instalar una distro (generalmente... Ubuntu) son los que se creen que por llevar 10 o 15 años usando Windows, todo es pan comido. Y no.

Porque el primer concepto que hay que tener muy claro es el de que GNU/Linux es otro Sistema Operativo. Y cuando empiezas, lo primero que hay que hacer es aceptar el nuevo chip: no estamos en WindowsXP, ni en Windows7, ni en macOsX... estamos en otra cosa: estamos en Linux. Olvídate de hacer las cosas “como las hacías antes”. Seguramente algunas se harán igual... pero de entrada no presupongas nada... y lee un poquito antes de entrar 'como un elefante en una cacharrería' en el nuevo sistema.

viernes, 16 de marzo de 2012

Cuando yo era windowsero...

… 'long time ago', corría, por algunos foros de Windows, esta historia:
Imagínate que tienes un huerto...
En principio el huerto está vacío y tienes que prepararlo para ir cultivando cosas (en paralelo, es lo que haces cuando instalas un Sistema Operativo en un nuevo disco duro).
Luego empiezas plantando unas pocas lechugas en un trocito de él (por ejemplo, en la comparación, como cuando instalas el Ms Office de Windows). A continuación te apetece plantar tomates (unos archivos que has creado), y haces lo mismo, plantándolos, porque es lo más cómodo, al lado de las primeras lechugas. Y así, día a día, vas plantando las hortalizas que te apetezcan (como almacenas diferentes programas y archivos).
Total que, mientras poco a poco vas llenando el huerto, observas que en cada trocito del mismo hay una plantación diferente.
¿Y qué pasará el día que decidas recolectar tomates? Pues que tendrás que recoger tomates repartidos por todo el huerto.

Conclusión: Cada vez que necesites una determinada hortaliza, al estar desperdigada, te verás obligado a dar buenos paseos por el huerto, con lo que tardarás algún tiempo. Y cuanto más vayas plantando diferentes cosas, más desperdigadas estarán.

Bien, a estas alturas ya sabrás lo que es 'desfragmentar' ¿verdad? Pues es parecido a la idea de que, para hacer el trabajo más rápido, un buen día decides arrancar los plantones e irlos replantando ordenadamente para que todas las lechuguitas estén juntas, que todos los tomatitos estén en la misma zona, y las zanahorias, y los pepinos... Así, el día que accedas a un programa (bueno, que recolectes), todo será más rápido.

Pero también, de vez en cuando, de tanto andar reordenando y replantando, y dejando restos de plantas, y raíces, y pisadas... por todos lados, es muy conveniente empezar de cero: entonces lo que tienes que hacer es formatear (perdón... meter el arado) y empezar a plantar de nuevo sobre tierra limpia.

Y hay que entender que esto (desfragmentar y formatear alguna que otra vez) es algo hay que hacer periódicamente, en Windows, si quieres tener un huerto bien aprovechado.
Pero hay que saber que en Linux, por su estructura de diseño... no hace falta hacerlo

Mas tarde leí esta otra historia...
Imaginemos una empresa que guarda todos sus expedientes en un enorme armario, con muchísimos cajones. Digamos que cada cajón tiene una capacidad de 512 bytes de información. Naturalmente, lo ideal es que los documentos relativos a un mismo expediente se encuentren en cajones contiguos.

Ahora necesitamos asignar ese trabajo a una secretaria. Y tenemos dos candidatas:
La primera (la señorita Guillermina Windows) trabaja de la siguiente forma: cuando un expediente se elimina del archivo, se limita a vaciar los cajones que lo contiene. Cuando entra un nuevo expediente, lo separa en pequeños grupos de documentos de la medida de un cajón (512 bytes) y archiva cada grupo al azar en los primeros cajones vacíos que encuentra en el Gran Armario.
Naturalmente llega un momento en que va a ser muy difícil encontrar con rapidez todos los documentos que tienen que ver con un expediente en concreto. Y cuando el Jefe se queja de esto, le dice que contrate una segunda secretaria, o que algunos empleados hagan unas horas extras, el fin de semana, para ayudarle a vaciar y ordenar los cajones del Gran Armario.
Eso si, Guillermina es muy comunicativa y 'cae' muy bien a mucha gente de la oficina.

A la segunda (la Señorita Gunilla Linux), la acostumbraron a trabajar así: tiene en su mesa una libreta donde anota la lista de los cajones vacíos que tiene el Gran Armario, y sabe cuales son contiguos. Esta lista la pone al día cada vez que un expediente es cerrado y eliminado de los cajones. Cuando entra un expediente nuevo, identifica su tamaño y busca en su lista un conjunto de cajones vacíos contiguos de la medida necesaria para que quepan, y es ahí donde coloca el nuevo expediente. Así los expedientes permanecen siempre bien ordenados, incluso aunque haya muchos movimientos de expedientes. y nunca necesita vaciar y ordenar los cajones del Gran Armario.
Pero a Gunilla se la puede criticar algo: que es un poco seria, que se concentra en hacer bien su trabajo, y no se preocupa de mucho más. Por eso, cuesta verla integrada en un grupo de 'amigos' de la oficina.
Porque para que 'caiga' bien a la gente de la oficina hay que empezar esforzándose en conocerla un poco. Y descubrir que, además de enormemente eficientre... es un encanto.

Ay... qué problemas tenemos, a veces, los Jefes...

jueves, 15 de marzo de 2012

Primero habrá que presentarse...

Hola. Soy 'doc'. O '.doc', en algunos foros. O sea... 'my name is Doc... Dot-Doc'
Hace poco más de tres años empecé a enredar en Linux (perdón... en Gnu/Linux). Ya sabeis, lo de siempre, que si Ubuntu, que si Mandriva, luego LinuxMint, más tarde descubrí PCLinuxOS... y un día me animé a probar con Debian.