miércoles, 21 de marzo de 2012

¿Qué es esto de la consola...?

Digamos que en Debian convivimos (pacíficamente) dos tipos de debianitas: los usuarios 'de a pie', que nos encontramos muy cómodos en el entornos gráficos (los famosos GUI, o sea Graphic User Interface, o 'frontend' gráfico) en los que haces cosas a golpe de clic de ratón, y los 'Pros' que, por productividad, se acostumbran a usar la consola, que es muy rápida, para hacer todo. Entre los Pros meto también una subespecie quizás en extinción: los frikis de Linux, que les encantan las sensaciones  de los 'viejos tiempos'.
Bueno, y también estamos los 'mediopensionistas', o sea los que descubrimos que la consola puede ser terriblemente cómoda para algunas cosas, pero que tampoco tenemos mucha gana de 'empollarnos' un montón de comandos.

Así que vamos a echarle un vistazo a esto de 'la consola'
Que, por cierto, 'oficialmente' se la conoce por 'Terminal', y con este nombre la tienes que buscar, para lanzarla en tu Debian.

Primer concepto:
En la consola puedes introducir comandos 
  • 'como usuario' (estarás como usuario cuando veas que, antes del espacio para escribir un comando, tienes una $), o 
  • como Root (Superusuario, o Administrador), donde verás, en vez de la $, la 'almohadilla' (#). 
Aprovecho para decir que en los foros, blogs, tutoriales... se suele indicar que tienes que meter un comando 'como root' simplemente anteponiéndole este signo (o sea...# [comando])
Y toma buena nota de esto:
Para pasar de consola usuario a consola root, en Debian tienes que introducir, previamente, el comando ... '$ su' (y te pedirá que introduzcas la contraseña (de root) que, por cierto, acuérdate que la escribes, pero no la ves (cosas de la seguridad...))
También puedes entrar directamente en la consola de root buscando (como te he dicho) por 'Terminal' y eligiendo 'Terminal de Root' (te pide contraseña para entrar en ella, claro)
Otras formas de tener acceso directo a los privilegios de Root es anteponiendo al comando la famosa palabra 'sudo'. Esto pasa, por ejemplo, en Ubuntu. No te preocupes: en Debian también podemos hacerlo, incluyendo nuestro usuario en el grupo 'sudoers'... pero eso lo veremos en otro momento.

El caso es que ya sabes qué es la consola. Pero ahora, ojito al...

Segundo concepto: 
Trabajando, en consola, como usuario, aparte de otras cosas, puedes mover, borrar, editar... archivos propios ('no sensibles') porque, si lo intentas hacer con archivos 'sensibles', que afectan al funcionamiento del sistema... sencillamente no te autorizará a hacerlo.
Pero si trabajas en la consola de Root, todo esto lo puedes hacer... y como, como Root, tienes privilegios para ello... si cambias, mueves, borras... un archivo 'sensible' lo podrás hacer... y si haces algo que no debes... la puedes liar.

Por ejemplo: si escribes (en consola)
$ gedit /etc/apt/sources.list
podrás ver los repositorios que estás usando para instalar cosas (pero solo podrás editarlo, si cambias algo no te dejará guardarlo)

En cambio, si escribes
$ su
(te pide contraseña, la escribes (no la verás) y aceptas (Enter) 
y luego escribes
# gedit /etc/apt/sources.list
de nuevo editarás ese archivo... pero ahora podrás modificarlo y guardar, luego, las modificaciones.
(por cierto, en la consola, ojo con los espacios, las letras, etc: por eso muchas veces, si ves escrito una orden, o comando, que te interesa, es recomendable pasarlo a la consola con un 'copiar y pegar') 

Tercer concepto:
Otra forma de entrar en consola es a través de las 'tty', o sea, las terminales de texto 'fuera del entorno gráfico'. Esto es lo que haces, por ejemplo, si al arrancar, en el Grub, eliges la opción 'Modo de Recuperación'.
En Debian puedes abrir hasta 6 TTYs, y de forma muy fácil: basta pulsar Ctrl+Alt+F1... hasta Ctrl+Alt+F6, y 'loguearte' (poner tu nombre de usuario)

Y, para cerrarla (volver al entorno gráfico) basta pulsar Ctrl+Alt+F7
(a veces puedes ver algún consejo donde te dices eso de entrar en una TTY para meter algún comando)

Cuarto concepto:
Y úĺtimo, que me estoy alargando, así que dejaré lo de ver algunos comandos útiles para otra entrada del Blog.
Pegar y copiar desde el teclado en muy cómodo. Ya sabes: Ctrl+C y Ctrl+V.
Pero, por defecto, en las consolas de Linux es distinto: copiar se hace con las teclas Ctrl+'Mayúsculas'+C, y pegar con  Ctrl+'Mayúsculas'+V.

Tranquilo... podemos cambiar fácilmente al modo tradicional (Ctrl+C y Ctrl+V, y así no nos liamos tanto teniendo que usar varios métodos)

Para eso tan solo tienes que ir al menú 'Editar' de tu consola y pinchar la opción 'Combinaciones de teclas'

Una vez ahí, vas al apartado Editar (copiar y pegar). Te pones en copiar y pinchas, con el ratón, donde pone la 'Combinación de teclas' Verás que donde ponía Mayus+Ctrl+C queda en blanco. Entonces pulsas, en tu teclado la combinación Ctrl+C, que aparecerá ahi... y ya está.

Y haces lo mismo con el Pegar, claro. Y ya tendrás un sistema único de Copiar o Pegar usando atajos de teclado.

4 comentarios:

  1. muy interesante, me agrada tu modo de explicar las cosas .....

    Ya te recomendare ;)

    ResponderEliminar
  2. hola doc, veo que tienes un blog. te digo lo mismo que a tonydiaz. animo y a ser constantes.
    estaré atentos a tus artículos :)

    P.D. me gusta tu fondo

    ResponderEliminar
  3. AGH!!! MIS OJOOS!!! ctrl+c & ctrl+v es la cosa mas incomoda que existe!! para que leches quieres la rueda del raton!!!

    aka, si. tu seleccionas texto, y luego, vas a donde quieras, y le das (click) a la rueda del raton. y ya esta. pegado, y sin saltar al teclado.

    la proxima vez que uses windows, lo maldeciras porque ahi no funciona. MWAHAHAHA!!!

    PD: al rss vas. ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola, maestros del Foro 'Espacio Linux', muchas gracias por 'visitarme'. Y 'maesa Niky', tomo buena nota de tu método de copiar, y lo incluyo en la página de 'Perfeccionamientos y Trucos'

    ResponderEliminar