sábado, 24 de marzo de 2012

Cómo reinstalar Debian

Todo debianita (y linuxero, en general) que se precie... tiene que haber reinstalado alguna vez su distro. Y es que, aparte de que es bastante normal que lo que hagas la primera vez sea... 'perfectible', o hayas hecho cosas que no debías... reinstalando se aprende, y coges 'soltura'. Y en el caso de nuestros primos los ubunteros, que les cambian de versión cada 6 meses... hay mucha gente (yo, entre ellos) partidaria de reinstalar, más que de 'actualizar'...
Reinstalar supone que ya tienes hecho el particionado de tu disco duro. Por tanto este procedimiento es también aplicable a los que quieren instalar Debian por primera vez, pero antes (con Gparted, u otro) crean las particiones donde pretenden alojar su distro.
Y supone, también, que quieres reinstalar conservando tus archivos, y las configuraciones de tus aplicaciones favoritas.

Pues bien, reinstalar no tiene ningún misterio, si tienes una partición específica para tu /home, es decir, en una partición distinta de la partición raiz ( / )
Porque, si no es así... tienes que acordarte de salvaguardar previamente todos los archivos, incluidos los ocultos, o al menos los ocultos que contienen configuraciones de interés, para no perderlos en el formateo.
Para reinstalar actúas igual que para instalar: arrancas con el CD (o pendrive) donde las cargado tu ISO de la distro, y vas haciendo lo que te pide, que ya lo comentamos en su momento.
Solo que aquí, al llegar al Particionado, tienes que hacerlo 'MANUAL' y seguir este procedimiento:

Para la partición raiz ( / )
Seleccionas la partición donde va a estar (o estaba) esa partición. das a Enter y se te abrirá la ventana de configuración. Más o menos, esta:

donde tienes que fijar...
  • Utilizar como... sistema ext4 transaccional
  • Formatear... SI
  • Punto de montaje: / (fíjate en esto porque, por defecto, pone 'ninguno')
  • Etiqueta: si quieres ponerla, la que quieras
  • marca de arranque: si no tienes ningún Windows, y esta será tu (única) partición de arranque, actívala. Si no, déjalo como está.
  • Selecciona 'Se ha terminado de definir la partición' y dale a 'Continuar'

Para la partición swap
Casi todo es automático, seleccionas la partición correspondiente, te sale una pantalla similar a la anterior y solo tienes que definir
Utilizar como... Area de intercambio

Para la partición /home
Atento al tema: aunque pretendes dejarla como está, tienes que seleccionarla y, en la 'famosa' pantalla, definir:
  • Utilizar como sistema ext4
  • Formatear... NO (¡no olvides decir que NO la quieres formatear, si quieres conservar tus archivos!)
  • Punto de montaje: /home
  • Etiqueta, si quieres la pones
  • y 'Se ha terminado de definir la partición'
Continúas, te dice los cambios que has definido, y si quieres aplicarlos (buen momento para revisar si lo has hecho bien), y ya de aquí, hasta el final, es igual que cuando instalaste Debian por primera vez.


Y quedan dos preguntas en el aire. Estas:
¿Y si quiero reinstalar 'en limpio', y cargarme todo para que quede todo como nuevo?  
o... 
¿Cómo hago para reinstalar, si no tengo separada la /home?
Pues en este caso, lo que tienes que hacer es salvaguardar (en un disco duro externo que tengas, o que te presten, en alguna otra partición (por ejemplo, si tienes también algún Windows, en alguna de sus NTFS donde te quepa y, no se, en pendrives, en DVDs... Vamos, que tienes que buscarte la vida para hacer una copia de tus archivos y configuraciones, para luego, tras la reinstalación, reponerlos en la nueva /home.

Estos archivos son, en primer lugar, todos los que veas en tu 'Carpeta Personal' (por supuesto, si tienes más de un usuario, piensa también en lo que hay que salvaguardar de ellos)
Y, en segundo lugar, los ocultos de /home (los ves con Ctrl+H).
Por cierto, si quieres hacer una instalación 'de lo más limpia' salvaguarda (respalda) solo aquellos que te interesen, porque contienen configuraciones importantes. Así te quedará una /home más limpia de 'basurilla' que has ido incorporando.

Yo, por ejemplo, si quiero hacer esto, suelo 'respaldar' (para luego reponer) las siguientes carpetas ocultas:
.amule (y, si tienes también configurado algún cliente BitTorrent, tipo Transmision, qBitTorrent... también.
.gnome2 (sobre todo las carpetas de epiphany y scripts-nautilus)
.icedove (si lo usas, contiene las cuentas, configuración, incluso los correos,de icedove/thunderbird)
.libreoffice (contiene las personalizaciones que hayas hecho)
.local. En particular las carpetas
.local/share/applications/gnome-shell (con las extensiones de gnome-shell)
.local/share/applications/tomboy (con las notas tomboy creadas)
.mozilla (que contiene los perfiles de iceweasel/firefox, es decir, tus marcadores, y temas, complementos, plugins, personalizaciones y contraseñas que que hayas incorporado al icewesel)
.stellarium (si lo tienes,y lo has configurado con tu localidad y orientación para ver las estrellas)
.virtualbox (si lo tienes instalado, aquí están las 'máquinas virtuales que has creado. Si lo pierdes, tendrías que volver a crearlas... y a configurarlas)

(evidentemente, no pretendo ser exhaustivo: Tu sabrás, mejor que nadie, lo que te conviene 'salvaguardar' para reponer en tu nueva /home...  salvo que, sencillamente, NO la formatees y mantengas, así, TODOS sus archivos actuales).

2 comentarios:

  1. Gracias, era la explicación que necesitaba!

    ResponderEliminar
  2. que buena esplicasion por que al parecer cuando instale debian no conste con las ordenes para los terminales creo que con esta explicasion puedo corregirla

    ResponderEliminar