lunes, 30 de septiembre de 2013

Debian 'a mi manera' - Parte 2: La estrategia del particionado

Lo llamo precisamente así, 'estrategia del particionado', porque organizar 'racionalmente' tu disco duro es algo que requiere una seria reflexión previa, y fijar un Plan de Acción, antes de ponerte a instalar nada. Y tener las ideas muy claras sobre cómo quieres poner, y cómo quieres tener, las cosas en tu disco, para no tener que encontrarte, en un determinado momento, con aquello de 'si hubiese tenido...', si hubiese puesto...' que, si te ves abocado a tener que hacerlo, habitualmente va a requerir empezar de nuevo desde cero.
Así que toca reflexionar un poco sobre todo esto.

Bueno, en realidad las reflexiones básicas ya las había puesto en esta entrada:
http://comoserdebianitaynomorirenelintento.blogspot.com.es/2012/03/particionando-que-es-genundio.html
pero ahora voy a ver si extracto algunos conceptos 'globales'. Y lo primero, hablar sobre las particiones que requiere Debian (o, en general, las distros de Linux).
Yo, como usuario 'normalito', soy partidario de tener tres: la root (/) de donde cuelga todo, la de intercambio, o swap, y la /home, que es donde se guardan no solo todos archivos personales, sino también las configuraciones (y personalizaciones) de todas las aplicaciones (de firefox, del correo, de amule, de LibreOffice, etc, etc), y que resulta muy cómodo tenerla separada de la root (/) porque, si un día quieres reinstalar, para no perder nada (o tener que respaldarlo) solo tienes que preocuparte de poner que no se formatee esa /home.
Las particiones se crean perfectamente a través de GParted, (bien desde una distro en modo LiveCD, o bien descargando y metiendo en un pendrive el propio GParted, y arrancar con él). La root se crearía (como formato actualmente más usado) en 'transaccional' EXT4, y su tamaño, teniendo en cuenta que el sistema 'puro' te va a ocupar entre 5 y 6 gigas, y es mejor dejarlo 'holgado', de no menos de 10-12 gigas. Yo suelo dejar unas 20 gigas para la root, y así quedo completamente tranquilo. 
La de intercambio (SWAP), como si tienes una RAM de 2GB o más descubrirás que apenas se usa, con 1, o máximo 2 gigas es suficiente. Solo si tienes un portátil y habitualmente usas la 'hibernación' se podría recomendar tener, como SWAP, el doble de la RAM, que es lo que se decía antes.
Y en cuanto a la partición /HOME pues EXT4, y hombre, lo que quieras ponerle de tamaño

Merece la pena hablar un poco más de ciertas filosofías:
a) Una, de que algunos crean otras particiones para alojar separadamente algunas carpetas (de root), como la carpeta (directorio) /boot (con los archivos para el arranque de la distro), la /var (con los datos variables, logs, caché, etc), la /opt (con los paquetes *.deb de las aplicaciones instaladas) etc.
Bien, se puede, y cada uno es dueño de hacer lo que quiera, y sus razones tendrá. Yo, como usuario 'normal', veo absolutamente innecesario complicarse tanto la vida. Bueno, salvo el caso de los nuevos ordenadores, con lo de las particiones GPT/EFI, lo del Secure Boot y esos inventos, que tengo leido que si quieres mantener el Windows 8 tienes que tener creada, aparte, la partición /boot. Pero como no soy experto, y aún no me he comprado ningún nuevo ordenador con esas cosas, no tengo ni idea. Aunque, si llegase el caso, me parece que lo que haría, nada más comprarlo, sería crear (con el GParted) una nueva Tabla de particiones, tipo MsDOS (que es la de toda la vida, y va perfectamente), cargarme todos estos nuevos inventos y seguir como siempre.
b) Y esto me lleva a hablar, dentro de la estrategia del particionado, del tema del particionado clásico, en particiones tipo MsDOS: ya sabes que tienen la limitación de solo poder tener un máximo de 4 particiones primarias (o de tres primarias y una 'primaria extendida'). Lo de la 'Extendida' es un artificio para poder crear, dentro de ella, cuantas 'particiones Lógicas' quieras (bueno, hasta 256, o algo así). Como Linux va perfectamente bien en las particiones lógicas, esto te permite tener cuantas particiones quieras).
Yo, por ejemplo, aparte de las clásicas de Debian, tengo otra, para Respaldo (donde guardo las imágenes creadas con Clonezilla, una carpeta con copia de seguridad de los archivos de configuración de aplicaciones que me interesa, etc) y varias particiones más, para hacer pruebas de otras distros. Y solo tengo una partición primaria (y booteable), el resto está todo en una gran Extendida. Así:
(Por cierto, como comentario al margen, por si pasa por aquí algún 'novato': las primarias siempre son las comprendidas entre la /dev/sda1 y la /dev/sda4 y las lógicas se numeran desde la /dev/sda5 en adelante.Todo es automático, claro.  Y, para que me resulte cómodo, si quiero redimensionar algo, yo siempre pongo (en las logicas) primero la swap y luego todas las otras).
c) Y otra cosa más: algunos usuarios han puesto de moda el tener una partición /home pequeña, de menos de 2 GB, solo con las configuraciones (archivos ocultos) de las aplicaciones, y todos los archivos personales en otra partición independiente (etiquetada, por ejemplo como 'Datos'). Por supuesto, hay que crear los enlaces simbólicos correspondientes a las carpetas de 'Datos' (Mis documentos, Videos, Musica, etc...) y ponerlos en esa pequeña /home, ya que es a la que va el sistema por defecto.
Los enlaces simbólicos (=accesos directos) se pueden hacer con la instrucción (por consola)
ln -s [ruta_carpeta_a_enlazar] [ruta_y_nombre_del_enlace_a_crear]
por ejemplo:
ln -s /home/doc/Descargas /home/doc/Enlaces/enlace_a_Descargas
o como digo aquí: http://comoserdebianitaynomorirenelintento.blogspot.com.es/2012/12/como-instalar-una-nueva-distro-en-tu-pc.html
Esto es interesante cuando, por ejemplo, tienes instalado Windows y Linux, y quieres tener en una sola partición, accesible desde ambos sistemas, todos tus archivos, descargas, correo, etc. Lo único que tienes que tener en cuenta es que esa partición 'Datos' se te monte automáticamente al encender el ordenador. Esto lo explico aqui
http://comoserdebianitaynomorirenelintento.blogspot.com.es/2012/07/montar-una-particion-ext4-en-el-inicio.html
y, para las particiones FAT32 (a las que se accede fácilmente tanto desde  Windows como desde Linux), aquí
http://comoserdebianitaynomorirenelintento.blogspot.com.es/2012/04/arrancar-linux-con-particiones-de.html

(Yo esto de las 'pequeña partición /home' y los enlaces simbólicos a mis carpetas de archivos solo lo uso para las distros que instalo para 'Pruebas', en la pequeña /home pongo los enlaces simbólicos a las carpetas de mis archivos que tengo en la /home principal)

Y bueno, acabo ya, que esto de la 'estrategia del particionado' me ha hecho enrollarme demasiado. Así que ya sabeis: primero pensar qué particiones (tamaño, tipo, en qué orden, etc.) vas a necesitar... y luego, aunque se pueden hacer directamente durante la instalación, yo soy partidario de crearlas antes, mediante GParted, y dejar el disco duro perfectamente preparado para empezar la instalación.

3 comentarios:

  1. Hola! magnifico post, prodrias hacer uno de como cifrar las particiones como la home, raíz y swap. Saludos

    ResponderEliminar
  2. gracias, Moisés. Respecto a tu sugerencia, pues mira, lo siento pero no puedo. Primero, porque no se nada del tema del cifrado y segundo, porque nunca me ha gustado, y ni por tanto me ha interesado, esa historia de cifrar los datos. Vamos, que soy de los que piensan que PC = Computador 'Personal', y ahí no tiene que meter mano nadie... y de los que piensan, también, que a los algoritmos de cifrado los carga el diablo, y he visto más de una vez por los foros historias de que 'he cifrado, bla, bla, bla... y ahora no tengo acceso a mis archivos'. Lo siento.

    ResponderEliminar
  3. ... por supuesto, hay bastante información en Google: https://www.google.es/?gws_rd=ssl#q=cifrar+particiones+linux
    https://www.google.es/?gws_rd=ssl#q=debian+cifrar+particiones

    ResponderEliminar