sábado, 28 de noviembre de 2015

Los alias de comandos de consola

Cuando utilizas la consola, porque ves que te facilita el trabajo, te das cuenta de que hay algunos comandos, que usas con cierta frecuencia, que son un poco largos, y es un coñazo andar tecleándolos cada vez que los necesitas.
Bueno, pues para evitar eso, y ahorrar más tiempo, se inventaron los 'alias'
¿Y que es un 'alias'?
Pues el alias no es más que una sencilla palabra que sustituye, si la tecleas en consola, a una orden o a una ristra de comandos mucho más largos que tendrías que teclear. 

Y lo interesante del tema es que puedes crear cuantos 'alias' te apetezcan… aunque hombre, si creas muchos… luego no te vas a acordar de todos. 
¿Sabes aquello que se dice a los estudiantes de que 'subrayar mucho es como no subrayar nada? Pues algo de esto. 

O sea, que el consejo es que hay que usar los 'alias' con moderación, solo para lo realmente importante, o muy frecuente.

Por ejemplo, yo suelo emplear bastante el comando
mogrify -resize 50% ... (seguido por el nombre del archivo de imagen que quiero redimensionar)
y me puede apetecer crear un 'alias' que me lo simplifique: así que voy a definir que la palabra 'redim' sea el alias de todo ese mandato.

Pues bastaría escribir, en consola...
alias redim='mogrify -resize 50%'
para que, si ahora abro una consola en el directorio donde está una imagen y escribo
redim nombre_imagen
se me redimensione.

Pero atención, esto solo vale para ese momento. Para que un alias permanezca vigente en usos futuros, que es, naturalmente, lo interesante, debemos añadirlo al fichero .bashrc de nuestro directorio personal.

Para eso, las últimas versiones del entorno Bash te lo facilitan un poco. 
Vamos a verlo:

Como paso previo, recomiendo editar el archivo oculto (de tu /home) .bashrc, por ejemplo con
nano .bashrc
y ahí fijarte, hacia el final, en 'Alias definitions', si hace referencia al archivo .bash_aliases y está sin 'comentar' (sin una almohadilla (#) delante) las líneas de if... fi…, como se ve aquí.
Esto significa que está habilitada esta opción del bash_aliases. Y si esto es así, nos bastará escribir, también en consola ¡OJO, fíjate que este nombre, como el anterior, lleva un punto delante, porque es archivo oculto…!
nano .bash_aliases
para editar este archivo (por cierto, aparece 'en blanco', en realidad se crea la primera vez que lo invocas). 
Y entonces basta escribir en la primera línea el alias que hayas definido. Por ejemplo, en mi caso anterior, escribiría…
alias redim='mogrify -resize 50%'
y solo queda guardar y cerrar ese archivo, cerrar la consola... y, a partir de la próxima vez que se abra, cada vez que se escriba (por seguir con el ejemplo)…
redim nombre_imagen
se ejecutará el comando 'mogrify -resize 50% nombre_imagen'
O sea, muy cómodo.
(Nota: y si se quiere eliminar un alias ya creado, simplemente se edita el archivo '.bash_aliases' y se borra la línea que lo define)
(También he descubierto, respecto a este 'alias', que ni siquiera hace falta abrir la consola en la carpeta donde está la imagen, ni escribir su nombre: teniendo abiertos el navegador de archivos (Nemo, Nautilus, o el que sea) y una consola donde esté escrito...

redim (y un espacio en blanco)
basta arrastrar, con el ratón, el archivo de esa imagen desde el navegador hasta la consola, y ponerlo detrás del 'alias', para que se añada (incluida su ruta). 
Y hecho esto, con dar a ENTER… te la redimensiona. 
(bueno, hay que cogerle el truco, hay que arrastrarla al icono de la consola que está en el panel… porque, directamente sobre la consola… te la cierra).

Por cierto, también se puede echar un vistazo a esta entrada del Blog, que resuelve el tema de forma muy 'elegante'... y bastante más cómoda.

Pero, volviendo al tema de los 'alias', dos últimas ideas:
- Para saber los 'alias' que tienes activados te basta escribir, en consola...
alias  
- Y para eliminar cualquiera de ellos...
unalias nombre_del_alias  

No hay comentarios:

Publicar un comentario