lunes, 26 de septiembre de 2016

Instalar Debian en un PC con UEFI

Cada vez pienso más que algún día tendré que comprarme un nuevo PC, o un nuevo portátil, y seguro que viene con particionado GPT, o sea con UEFI  en lugar de BIOS (ver lo que decía aquí), posiblemente con el Windows 10 preinstalado… y a ver qué hay que hacer.

Hombre, también explicaba aquí cómo ajustar el arranque dual, tras instalar Linux junto a Windows 8 (o 10), pero a lo mejor es algo engorroso, así que hace poco leí unas recomendaciones del amigo Yoyo Fernandez, con el que hace tiempo coincidí en varios foros, me parece interesante ‘predigerirlas’ y extractarlas aquí, que ya he dicho miles de veces que este Blog es, en el fondo, mi personal ‘libreta de apuntes’.
Y digo ‘predigerir y extractar’ porque Yoyo, que últimamente ha dejado los foros, escribe poco, ya está mucho más volcado a crear videotutoriales, podcast y cosas de esas en su blog https://salmorejogeek.com/. Y como los graba ‘en directo’ (o sea, ‘a capella’) y se enrolla como las persianas, sus videos suelen ser muy prolijos (creo que esta palabra los define perfectamente)… dicho con todo el cariño del mundo hacia este gran linuxero y excelente forero.

El caso es que, de esta entrada de su Blog me quedo con los siguientes conceptos para instalar un Linux (Debian, por ejemplo) junto con un Windows 10.

A- Operaciones previas
Por lo que leo por ahí, digo yo que antes habrá que desactivar, en la UEFI, eso del Secure Boot, y lo del encendido rápido (a base de no cerrar completamente el Windows, sino dejarlo en hibernación, opción que puede aparecer por defecto en el Windows instalado) . Son temas en los que no tengo experiencia, pero entiendo que hay muchos consejos, en Google, de cómo hacerlo. Ah y, por supuesto, si no se hace directamente con alguna tecla de función (F12…) marcar el orden de booteo, posiblemente anteponiendo al arranque desde disco duro el poder arrancar desde USB (pendrive) y/o desde el CDRom)

B- Consejo fundamental: No tocar las particiones que trae por defecto el PC.
En particular tendrá, seguramente, una partición con los archivos para recuperar (restaurar) el sistema Windows, otra, ¡Muy importante…! que será la booteable, estará en FAT32 y posiblemente se llame EFI System Partition, y que contiene los archivos necesarios para el arranque, posiblemente otra que se reserva Microsoft (no se para qué) y finalmente otra, ocupando el resto del disco duro (y, por lo tanto, con mucho espacio disponible), y en formato NTFS, donde estará instalado el sistema Windows. Pongamos que sea, todas primarias, la 1, 2, 3 y 4 (en terminología Linux, /dev/sda1… /dev/sda4)

C- Usar Gparted (en modo LiveCD) para preparar la instalación de Debian
Básicamente habrá que redimensionar la partición donde está el Windows (la 4), reduciendo convenientemente su tamaño para crear, luego, con ‘Partición-Nueva’, en el espacio disponible sin particionar, las particiones para Debian: todas serán Primarias (el particionado GPT, con UEFI, te libera de las limitaciones a 4 primarias del particionado ‘clásico’, y no necesitar crear una primaria extendida para alojar particiones lógicas, etc, etc, como se ha venido haciendo hasta ahora.
Así que, orientativamente, hay que crear una partición de unos 25 GB, en formato EXT4, para la partición raiz (/), otra de unos 2 (o 4, o algo más si tienes un portátil y sueles usar la función de ‘hibernar’) en formato ‘de intercambio’ (SWAP) y finalmente otra, con el espacio que quieras (o que te quede disponible), también en EXT4, para la /home.
Y, según vas marcando todo eso, ir pinchando en ‘Aplicar’ para que el Gparted reorganice el disco duro.


D- Realizar la instalación del Linux.
Pues se hace como siempre, desde pendrive, o desde un CD. Lo importante, tantas veces dicho, es elegir el ‘particionado manual’ y ahí ¡Mucha atención...! lo primero a hacer es seleccionar la partición de arranque EFI (en el relato, sería la /dev/sda2) pinchar en ‘Cambiar’, ponerla como ‘Partición del sistema EFI’ y aceptar.
A continuación, lo típico: se van seleccionando las particiones creadas y poner aquello de...
tipo: transaccional ext4. Punto de montaje ‘ / ‘ (root), etiqueta ‘ROOT’, formatear, SI, para la primera,
tipo: de intercambio (SWAP) para la segunda
tipo: transaccional (EXT4), Punto de montaje ‘ /home’, etiqueta ‘HOME’, formatear SI (la primera vez) para la tercera.

Y, ya, aceptar los cambios, y continuar con la instalación. Al final, con el GRUB… supongo que con dejarlo en la opción que venga marcada por defecto, ya vale.

Y, en principio, así se instalaría un Linux junto a un Windows, dentro de un particionado GPT, con UEFI.

Asi que nada, cuando me compre un nuevo ordenador, lo compruebo. Aquí solo lo dejo como ‘apunte’, para recordarlo.
Y entretanto, si alguien que lea esto lo ha experimentado, y puede comentarlo… pues mucho mejor.

2 comentarios:

  1. se puede quitar windows y hacer una tabla de particiones nueva en mbr .

    ResponderEliminar
  2. si, eso del 'formateo radical' y volver al terreno conocido fue siempre mi primera idea, y sin duda lo intentaría para librarme de Windows pero... ¿Y la BIOS? porque con particionado GPT no hay BIOS sino UEFI... y a saber qué es lo que hay que hacer...

    ResponderEliminar